Sin novedad

Editorial_2406Este fin de semana se han celebrado carreras de los dos campeonatos del mundo más importantes en el motociclismo. En Texas la segunda cita del de MotoGP, y en Aragón la de Superbike, y el contraste no puede ser mayor. Mientras en América las parrillas estaban repletas de pilotos españoles, muchos de ellos con posibilidades de ganar carreras, de hecho vencieron en dos de las tres y lograron cinco de los nueve podios posibles, en España solo competían entre las cuatro categorías del Mundial cinco pilotos, a saber: Elías, Salom, Calero, Alviz y Tortosa, ninguno de ellos, ni siquiera el primero, con opciones de lograr un podio en esta cita.

Mientras Austin concentraba la atención de los aficionados españoles, que en esta ocasión podían obviar la polémica sobre las retransmisiones televisivas, y ver las carreras en directo. Esto llevó a que la audiencia fuera de 3.359.000 aficionados, un 22 por ciento de la audiencia. Las carreras de MotorLand solo fueron capaces de arrastrar en todo el fin de semana a algo más de 20.000 personas, y reclamar la atención de menos del uno por ciento de la audiencia televisiva.

En el pasado ambos campeonatos rivalizaban y estaban enfrentados, incluyendo en aspectos como la organización o los reglamentos, pero hoy en día, ambos están en manos de Dorna. El que en un país como el nuestro, en el que la afición al deporte de la moto es tan generalizada, el Mundial de SBK tenga este irrisorio seguimiento, contrasta con las cifras de países como Francia, Italia o Gran Bretaña. Superbike necesita una constante y potente inversión en España, potenciando a sus pilotos y estructuras que los lleven al éxito, pero, de momento, en 2014, seguimos sin novedad.

Nuevos tiempos

editorial_2405_BajaLa pasada carrera de Qatar ha supuesto un punto y aparte en la historia de los GG.PP en nuestro país. Y no lo ha sido por ninguna circunstancia inherente a su celebración, sino porque por primera vez desde hace décadas, no se ha retransmitido en directo y en abierto.

Desde el anunció por parte de las partes implicadas del nuevo modelo «mixto» de ver el Mundial de MotoGP por televisión, hemos asistido a una polémica continua. Por un lado una buena parte de los aficionados, los equipos y sus patrocinadores, por otra los organizadores y las cadenas de televisión, cada uno de ellos defendiendo sus intereses. Es cierto que en España hemos podido disfrutar de las motos como en ningún lugar, y que probablemente esto haya sido una de las razones por las que el motociclismo ha alcanzado en nuestro país la importancia que hoy tiene a todos los niveles, el deportivo y el económico incluidos.

Una vez situado en lo más alto parece que ha llegado el momento de sacar al mercado «las motos», como antes ocurrió con otros deportes, pero esto trae como consecuencia el que haya dalos colaterales, como el sufrido por los aficionados que no pueden o no quieren pagar por ver las carreras, o el de los equipos y patrocinadores que ven como se reducen las audiencias.

Hemos hablado con todas las partes implicadas en un asunto que no tiene vuelta de hoja, pero que puede desarrollarse de muchas maneras para que este cambio no afecte a todo lo demás y no perdamos nada de lo que hemos conseguido entre todos.

Ave Fénix

Edito_2388_BajaA lo largo de la pretemporada Valentino Rossi ya avisó de lo que podría ser capaz de hacer en esta nueva temporada, y en la primera carrera ha demostrado que se encuentra en unas condiciones mejores que el año pasado, tras su regreso a Yamaha. Aun así todavía hay muchas incógnitas. Tanto él como su entorno, nuevo en parte en lo que se refiere a su staff técnico, están convencidos que hemos visto a un Rossi inédito, mejor que el del año pasado. Aunque, por otra parte, en la pasada campaña Valentino ya fue capaz en Qatar de sorprendernos y de lograr la segunda plaza por delante de Márquez. ¿Qué hubiese pasado si Lorenzo no se hubiese caído? ¿Y si Marc no hubiese estado lesionado? Se abre una nueva vía para especular, que aumenta aún más la emoción de este año. Las próximas carreras, con Márquez en perfecto estado de forma, con Lorenzo necesitado de victorias, y con Pedrosa en circuitos en los que se encuentra mejor, van a dar la verdadera medida del mito italiano. Si Rossi es capaz de unirse a la lucha constante del trío de españoles, añadirá a su leyenda un nuevo capítulo, el de su regreso definitivo de las tinieblas, como si se tratase de un ave Fénix resurgiendo de sus cenizas.

Más allá de la competición, esta semana ha tenido lugar también un raro acontecimiento, la llegada de un modelo completamente nuevo de Harley-Davidson. Hemos tenido la oportunidad de probar la Street en una primera toma de contacto. La firma americana, con este modelo, quiere abrirse paso entre las nuevas generaciones de ambos sexos con una moto más económica y ligera.

De la tele a la victoria

Edito_2355_BajaNi siquiera le ha hecho falta a Marc Márquez hacer la segunda parte de la pretemporada para alzarse con el triunfo en Qatar. Ni el tiempo de ausencia de las pistas, ni la rotura de una pierna, ni las condiciones del asfalto, que llevaron al suelo a cuatro de los siete primeros durante la carrera, se lo han impedido. Ni siquiera el retorno de un Valentino Rossi digno de sus temporadas previas al paso por Ducati, han sido capaces de quitarle el trofeo. Marc ha pasado de estar viendo la televisión con la pierna en alto, a conseguir la pole y la carrera en la primera contienda de esta temporada.

Nos hemos estrenado nosotros también con el nuevo sistema de retransmisión, en el que unos ven las carreras antes y otros después, pero con el que, afortunadamente, las podemos ver todos, y con un Mundial que tiene pinta de ser diferente del de la pasada temporada. El desfile militar nacional del año pasado en todas las categorías, parece que va a dejar lugar a un campeonato más abierto, incluso en lo que se refiere a la mecánica.

Y más allá de las carreras, mucho más cerca del mundo real y de nuestras posibilidades, en este número te ofrecemos la primera prueba «de verdad», realizada en nuestro ambiente habitual y con nuestras exclusivas mediciones, de una moto llamada a convertirse en un éxito en lo que puede ser el comienzo de nuestra recuperación, la Yamaha MT-07. Hay veces que todos coincidimos en que ha llegado a nuestras manos algo especial, y esta ocasión así es, una moto perfecta para lo que además es ahora nuestro mercado, una moto con el «don de la oportunidad».

Banderazo de salida

Edito_2395_Baja¡Se acabó la espera! Este fin de semana comienza el Mundial de MotoGP en Qatar, con su habitual carrera nocturna que marca el inicio de la temporada. Hemos tenido un invierno muy movido en muchos aspectos, desde los reglamentos cambiantes, a las retransmisiones. Para empezar, quienes vayan a ver en abierto la primera carrera, tendrán que esperar hasta las doce de la noche, comenzando con MotoGP, para después ver las carreras de Moto2 y Moto3.

Marc Márquez parte como favorito, al menos eso es lo que se deduce de nuestra habitual encuesta entre los periodistas que siguen el campeonato, que lo han señalado masivamente como el próximo campeón, algo lógico si tenemos en cuenta como se ha desarrollado la pretemporada. Ahora, con el marcador a cero, empieza el espectáculo. La espera se ha hecho eterna, pero sólo ha durado tres meses.

Pero el motociclismo, aunque a algunos les pueda parecer, no es algo que hayamos inventado hace unos años. En estas fechas tenemos que lamentar la desaparición de José Medrano, uno de nuestros grandes pilotos de cuando las motos no tenían publicidad y los monos negros eran poco más que un pellejo, como se solían llamar. Probablemente era desconocido para la gran mayoría de los aficionados actuales. Pepe corría cuando el motociclismo era un deporte muy distinto en nuestro país, y cuando conseguir un podio, como él logró en Montjuïc con su inseparable Bultaco, era una hazaña que tenía lugar muy de vez en cuando.